El aporte de los sumideros en el Cambio Climático

Es posible aplicar una serie de medidas para reducir la Huella de Carbono, que tendrán un gran impacto medioambiental y social. Esto supone el primer paso para desarrollar una estrategia climática exitosa y conocer el impacto en el clima, con el objetivo de luego poder reducirlo.

A partir de la información recopilada, el equipo de ALPA Soluciones Climáticas diseña planes de reducción y compensación de emisiones con el objetivo de optimizar al máximo la gestión de recursos en la organización.

Compensar la Huella de Carbono consiste en neutralizar la cantidad de emisiones de CO2 que emite una persona, organización, evento, producto o servicio cuando se desarrolla una actividad, a partir de diversas alternativas, por ejemplo invirtiendo en un proyecto de forestación. 

Una opción sería aportar al crecimiento de los reservorios naturales, que funcionan como depósitos de carbono, y que por su propia naturaleza remueven CO2 de la atmósfera. Dentro de este concepto, en partes iguales, los océanos y la cobertura vegetal terrestre se encargan de contener alrededor del 60% del CO2 total emitido entre 1750 y 2011.

“Un reservorio es un componente, distinto a la atmósfera, que tiene la capacidad de acumular los GEI, almacenarlos y liberarlos. Un sumidero es un proceso que remueve un GEI de la atmósfera.” ISO 14064-2:2019

Para el caso de los ecosistemas vegetales, es necesario distinguir los procesos involucrados de emisión de GEI y de captación. Podemos distinguir:

  • Absorción por fotosíntesis.
  • Carbono incorporado al suelo desde la vegetación.
  • Pérdida de carbono del suelo.
  • Emisiones por respiración autotrófica y emisiones de compuestos orgánicos volátiles.
  • Retirada de carbono por eliminación de la vegetación (cosecha, explotación forestal, incendio, etc.)En aquellos casos en los que la absorción es mayor a las emisiones, el reservorio se considera un sumidero de GEI. Caso contrario, en que las emisiones superan a los gases absorbidos, el sumidero es una fuente.

Como regla general, se considera que las especies forestales poseen un período de 20 años de edad en los cuales predominan las absorciones. Posteriormente, los demás procesos se hacen significativos y ya no se considera al reservorio como un sumidero natural.

Desde ALPA, acompañamos a empresas y organizaciones en todo este proceso hacia la carbono neutralidad 2050, siguiendo una serie de etapas previas para conseguir dicho objetivo. 

La compensación es el paso final. Previamente la medición y reducción son fundamentales para disminuir la cantidad de emisiones generadas para luego, cuando ya no fuese posible seguir reduciendo, es que se pasa al “Sello Nivel 3: Carbono Neutral” para ya tomar acciones de compensación a través de bonos, proyectos forestales, entre otros. 

Buscar reducir la Huella, permite a la organización identificar los principales consumos y focos de emisión para gestionar oportunidades de ahorro y mejora con el objetivo de disminuir el impacto de la empresa en el cambio climático.  

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.